Difiori surgió de ver como la naturaleza algunas veces te sorprende, cómo algo pequeño se marchita y ahí mismo surge una nueva vida; las suculentas fueron nuestro impulso, nos recordó que al acabar una vida, nace otra.
NUESTRA HISTORIANUESTRA HISTORIANUESTRA HISTORIA